Kenny Garret en el Cartagena Jazz Festival: Llegó, vió y venció

Kenny Garret en el Cartagena Jazz Festival: Llegó, vió y venció

 325 total views

No es fácil salir a escena cuando el público ya está acostumbrado, y en el caso que nos ocupa, casi saciado, de prodigios musicales. El Cartagena Jazz Festival en su 41º edición atesora ya suficientes momentos de gran belleza e intensidad en sus dos primeros fines de semana como para tener el listón de la sorpresa suficientemente alto.

Y en eso, llegó a Cartagena Kenny Garret, considerado la figura más importante del saxo a nivel mundial. Y la capacidad de sorpresa del público que llenaba el Nuevo Teatro Circo se vio nuevamente superada.

Arropado por una banda que toca con un ritmo sumamente acelerado, a un tempo brutal, y que siempre suena encajada y a compás, las notas salidas del saxo de Kenny Garret, constituyen una suerte de bálsamo que calma y atempera el oído. Pura seducción para el espectador, notas relajantes sin asomo de estridencia.

Su música recorre, desde la base del más puro jazz de influencia neoyorkina, el blues, el rap, e incluso el funky, dando fe de que las fronteras están para saltarlas, y las notas en un pentagrama son una maravillosa excusa para la apertura de mentes -y de oídos- y para el mestizaje.

Kenny Garret fue descubierto nada menos que por Miles Davis hace más de 30 años y desde entonces se ha mantenido en la cumbre mundial de los intérpretes de saxofón. Sus inicios se remontan a la orquesta de Duke Ellington, pero su carrera no ha seguido siempre por los caminos ya abiertos, sino que ha sido una sucesión de riesgos y experimentaciones, como cuando dedicó un disco al baile o dedicó otro a músicas originarias de Japón.

En Cartagena desplegó, junto a clásicos de su carrera, canciones de su último álbum «Sounds from the Ancestors», en el que se remonta a su infancia en Detroit para recrear los sonidos que le marcaron en sus inicios y su evolución. Nada menos que 20 son los discos que ha publicado ya este prolífico músico que en la actualidad cuenta con 62 años.

La compacta banda a la que hacíamos alusión, que le acompaña en sus conciertos, está formada por notables músicos, como el pianista Keith Brown, el contrabajista Corcoran Holt, el baterista Ronald Bruner y el percusionista Rudy Bird.

Y así transcurrió el fin de semana en el Cartagena Jazz Festival, que también contó con las actuaciones en otros espacios escénicos (Mister Wiitt, la plaza del Ícue y la terraza de El Batel) de Hermes Jazz Reunión, A ritmo de Swing y Chico Pérez, además de las ya reseñadas en otras crónicas, de Zenet y Chucho Valdés, en el Nuevo Teatro Circo.